Viaje al ‘kilómetro cero’ del chocolate: Hallazgos en Ecuador revelan datos inesperados de su origen

En el interior de piezas de cerámica se han encontrado tres tipos de pruebas: granos de almidón, rastros de teobromina (un alcaloide de sabor amargo) y fragmentos de ADN con secuencias de cacao.

Síguenos en Facebook

Científicos han encontrado evidencias de que el árbol de cacao empezó a cultivarse hace 5.300 años, unos 1.500 años antes de lo que se pensaba hasta ahora, y han identificado la parte sureste de Ecuador como el centro más antiguo de la domesticación de cacaosegún el estudio publicado este lunes en la revista Nature Ecology & Evolution.

La reciente investigación genómica muestra que el centro de la domesticación del árbol de cacao se encuentra en la parte noroeste de América del Sur, en la Amazonía superior, y no en América Central, como se creía antes. Asimismo, en esta parte del continente crece la mayor diversidad de árboles de cacao.

En el marco del su estudio, especialistas examinaron objetos de cerámica en el yacimiento arqueológico de Santa Ana (La Florida) que se encuentra en Ecuador, donde floreció la cultura Mayo Chinchipe hace al menos 5.450 años.

Los científicos encontraron en el interior de piezas de cerámica tres tipos de pruebas: granos de almidón, rastros de teobromina (un alcaloide de sabor amargo que procede del árbol de cacao) y fragmentos de ADN con secuencias de cacao. Estos hallazgos demuestran que los antiguos pobladores del actual territorio de Ecuador consumían este producto antes de los habitantes de América Central. Según los datos obtenidos por el equipo, esta cultura antigua de Mayo Chinchipe usaba cacao entre hace 5.300 y 2.100 años.

“Los habitantes de los tramos superiores de la cuenca del Amazonas, que se extienden hasta las estribaciones de los Andes en el sureste de Ecuador, cosechaban y consumían cacao emparentado con el tipo de cacao después usado en México, pero 1.500 años antes”, destaca Michael Blake, coautor del estudio y profesor en el departamento de antropología de la Universidad de la Columbia Británica.

Según estiman los investigadores, es posible que el cultivo y la tradición del uso de cacao se propagara después desde el sur hasta el norte, llegando a América Central y México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *