Trump pide a sus asesores analizar el regreso de EE.UU. al acuerdo TPP

El mandatario retiró a su país de ese tratado de libre comercio apenas días después de asumir la Presidencia

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha instruido a dos de sus principales asesores económicos para que analicen la posibilidad de reincorporar a EE.UU. al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), del que ordenó retirarse apenas asumió la Presidencia, informan medios locales.

“El año pasado, el presidente cumplió su promesa de dar por concluido el acuerdo TPP negociado por la Administración Obama, porque era injusto para los trabajadores y agricultores estadounidenses. El presidente siempre dijo que estaría abierto a un acuerdo sustancialmente mejor”, manifestó la subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, Lindsay Walters.

Ahora, Trump ha ordenado al representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, y al nuevo director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, analizar “si se podría negociar un mejor acuerdo“, agregó la funcionaria.

Durante la campaña electoral de 2016, Trump a menudo criticó ese tratado de libre comercio, calificándolo como un “desastre” para su país.  Finalmente, tras tomar posesión como presidente, en febrero del 2017 retiró a EE.UU. del TPP, que incluye a otras 11 naciones de la región de Asia-Pacífico.

“Contrarrestar las trampas de China”

Tras la salida de EE.UU. de ese pacto, los países restantes renegociaron el convenio entre sí, y en marzo pasado firmaronun nuevo acuerdo comercial denominado Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico o TPP-11, que todavía debe ser ratificado por los parlamentos de las naciones firmantes.

Los medios estadounidenses recuerdan que lo que se buscaba con el tratado original del TPP era contrarrestar la influencia económica de China en la región. Y precisamente esa sería la razón por la que Trump pretende reincorporar a su país a ese tratado de libre comercio. El objetivo inmediato sería ayudar al sector agrícola estadounidense, que ha manifestado su preocupación por el impacto de una inminente guerra comercial entre Washington y Pekín.

Lo mejor que EE.UU. puede hacer para contrarrestar las trampas chinas, ahora, es liderar a las otras 11 naciones del Pacífico que creen en el libre comercio y el respeto a la ley”, dijo el senador Ben Sasse, del Comité de Agricultura del Congreso estadounidense, uno de los legisladores que estuvieron presentes en la reunión celebrada este jueves en la Casa Blanca con el mandatario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *