Praga: En 2017 la República Checa fabricó y destruyó el agente nervioso Novichok

El presidente de la República Checa ha revelado que una sustancia parecida a la que fue utilizada en el ataque contra los Skripal fue probada en su país en noviembre del año pasado.

“En noviembre del año pasado, un agente nervioso A230 fue probado en el Instituto de Investigación Militar del Ministerio de Defensa en Brno”, ha declarado el presidente de la República Checa, Milos Zeman, en una entrevista para TV Barrandov, recoge el portal iDNES.cz.

Zeman detalló que el veneno A230 fue fabricado en cantidades pequeñas y destruido. El mandatario checo citó la información de los Servicios de Seguridad e Inteligencia (BIS, por sus siglas en checo) del país, que no se considera clasificada.

De acuerdo con el BIS, esta sustancia tóxica no es el Novichok. El presidente checo, sin embargo, tomó en consideración la opinión de la inteligencia militar que, según él, tiene más acceso a los datos sobre el asunto.

“Mi conclusión es la siguiente: fabricamos y probamos el Novichok, aunque en cantidades pequeñas, y luego lo destruimos. Sabemos cuándo y dónde tuvo lugar y sería hipócrita pretender que no pasó nada parecido”, señaló Zeman.

El envenenamiento del ex doble agente ruso

El 4 de marzo de 2018, el ex doble agente ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados en territorio británico con un agente nervioso de tipo Novichok, un hecho que Londres ha atribuido a Moscú sin presentar hasta el momento pruebas al respecto.

Desde entonces, Rusia ha asegurado en repetidas ocasiones que no tiene “nada que ver” con el ataque. También solicitó acceso a la investigación, pero el Gobierno británico no ha permitido la cooperación rusa ni proporcionado a Moscú muestras de la supuesta sustancia utilizada.

El envenenamiento se tradujo en una crisis diplomática entre Reino Unido y Rusia, que ha desembocado en la expulsión de decenas de diplomáticos rusos de más de 20 países que avalan la posición británica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *