EE.UU.: Acusan a médico de una secta de hacer experimentos humanos para un “estudio sobre el miedo”

Una actriz, exmiembro de la secta, denunció que el médico la obligó a ver videos con desmembramientos y violaciones para un estudio que realizaba.

Brandon Porter, médico residente del controvertido culto sexual estadounidense NXIVM, ha sido acusado por una junta de supervisión del estado de Nueva York de llevar a cabo experimentos ilegales con humanos, reporta The New York Post.

De acuerdo con el diario, en agosto de 2017 una exmiembro de la organización ―cuyos líderes son acusados de chantajear a las mujeres para que se conviertan en esclavas sexuales― denunció al Departamento de Salud del estado de Nueva York que el doctor de 44 años la obligó a ver videos de desmembramientos y violaciones para un “estudio sobre el miedo” que realizaba.

La actriz canadiense Jennifer Kobelt relató cómo Porter le mostraba imágenes violentas sin aviso y filmaba su reacción. Además, afirmó que hasta 100 personas podrían haber sido objeto de esa investigación.

Violaciones en grupo e ingesta de materia gris

En aquella ocasión, la Oficina de Conducta Profesional Médica local se negó a investigar al hombre porque no estimaron los hechos descritos como una “conducta médica indebida”, señala The New York Post.

Sin embargo, reporta el medio, ahora el organismo ha acusado a Porter de varios cargos, entre ellos, de “incapacidad moral”, así como de “negligencia e incompetencia graves”.

La oficina alega que el acusado les “mostró un video real de horribles y brutales asesinatos, y el desmembramiento con machetes de cuatro mujeres; así como clips violentos, incluyendo uno donde un afroamericano masculino es brutalmente pisoteado por un nazi; otro en el que un hombre es obligado a comer parte de su propia materia gris, y otro de una violación en grupo”.

Asimismo, según The New York Post, Porter es acusado de realizar de manera inadecuada estudios de varias enfermedades sobre gente que asistía a programas de NXIVM, así como de no reportar que en un evento de la organización en 2016 muchos visitantes se contagiaron de una enfermedad infecciosa.

Si estos cargos se corroboran en una audiencia que se celebrará el 27 de junio, su licencia médica podría ser revocada o suspendida, destaca el medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *